¿Por qué utilizar barreras de contención para contener aguas contaminadas?

La primera cuestión a la hora de contener aguas contaminadas es saber ¿cómo se contaminan estas aguas?

Los establecimientos que produzcan, usen, manipulen y almacenen productos químicos son susceptibles de poder verter aguas contaminadas al exterior, tanto en situaciones normales como en situaciones de emergencia al entrar en contacto estos productos químicos con el agua.

Existen tres motivos diferentes por los cuales el agua se puede contaminar:

  1. Contaminación de aguas provenientes del sistema de protección de incendios.
  2. Aguas contaminadas tras una inundación.
  3. Derrames de productos químicos.

Para cumplir con la normativa vigente se deberá estudiar y proyectar un sistema de contención y retención, adecuado para cada una de ellas, tal como se explica a continuación:

1. Contención de aguas del sistema contra incendios

Contener aguas contaminadas

Cuando se produce un incendio, es habitual que se produzcan derrames de producto químico, ya sea porque el fuego funde los recipientes de plástico que contienen dichos productos químicos o por la deformación de las estanterías que dejan caer los productos químicos al suelo o por cualquier otro motivo.

Para apagar el fuego, normalmente se activa el sistema de aspersores de agua. El agua cae sobre toda la superficie a proteger del incendio y este agua, al entrar en contacto con las sustancias químicas derramadas, se contamina y como consecuencia se debe evitar que estas aguas salgan al exterior.

Compuertas de contención más utilizadas en estos casos: Barreras neumáticas, Barreras tajaderas y obturadores de tubería

Ventajas de las barreras de contención:

2. Protección contra inundaciones

La segunda forma en que se puede contaminar el agua es cuando se producen inundaciones.

Al penetrar en sus instalaciones el agua de una inundación, entra en contacto con los productos químicos presentes y se contamina. En este caso se trata, más que evitar que el agua contaminada salga, es evitar que el agua entre en sus instalaciones, eliminando así la posibilidad de contaminación, además de evitar los daños que el agua pueda provocar en sus instalaciones y maquinaria.

Compuertas de contención más utilizadas en estos casos: Barrera tajadera, Sistema Floodgate. y Tubewall.

Ventajas de las barreras de contención:

  • Evitar la entrada de aguas provenientes del exterior.
  • Ahorrar grandes costes en reparaciones por daños causados por una inundación.
  • Aumentar la seguridad del personal y de la fábrica/nave.
  • Reducir la prima de su seguro.
Proteccion contra inundaciones

3. Contención de pequeños y grandes derrames

derrames de quimicos

Cuando se producen accidentes en su planta, muchas veces éstos conllevan derrames de producto químico.

Tanto si son grandes derrames como si son pequeños se debe evitar que el producto químico salga al exterior de las instalaciones, ya sea por  las puertas de acceso o por los conductos de desagüe.

Se debe evitar que cualquier derrame se propague por toda su instalación aislando las zonas donde se ha producido el vertido y/o derrame, utilizando elementos resistentes a productos químicos.

Sistemas de contención más utilizados en estos casos: Barreras neumáticas, barreras tajaderas y obturadores de tubería.

 

Ventajas de las barreras de contención:

  • Evitar la propagación de derrames de productos químicos.
  • Facilitar la recogida de pequeños o grandes derrames.
  • Aumentar la seguridad del personal y de la fábrica/nave.